927 42 27 96 Correo

Imprenta online experta en impresión digital y offset.

Laura López: "Si compites por precio perderás dinero y te posicionarás como diseñador low cost" RSS

© La Gran Imprenta Online, 26 de agosto de 2015 - Visto 3770 veces Deja un comentario Ir a los comentarios
Laura López Fernández, diseñadora gráfica.Laura López Fernández, diseñadora gráfica y web freelance. Es la persona que está detrás del blog lauralofer.com, en el que comparte consejos demostrados para diseñadores freelance que quieran elegir a sus clientes.

La Gran Imprenta -Con tu experiencia como diseñadora, ¿podrías hacernos una foto sobre cuál es el estado del diseño gráfico actualmente en España?

Laura López -Bueno, ¡qué difícil! Lo que yo llevo viendo desde mi perspectiva como freelance (sobre todo cuando empecé) y con los problemas que veo que tienen otros diseñadores, es el sentimiento generalizado de que nuestra profesión no se valora como debería y que hay tanta competencia que se rebajan mucho los precios para captar clientes. Pero lo cierto es que no tenemos que tirar balones fuera y no creo que la culpa sea toda de la crisis, del mercado o de que no hay clientes. Nosotros tenemos la responsabilidad sobre nuestro negocio y el rumbo que queremos que lleve. Si existe tanta competencia es un indicativo de que hay demanda, así que lo que tenemos que hacer es definir una buena estrategia para diferenciarnos y encontrar la forma de destacar sobre los demás. La mejor manera es especializarse y saltar al mundo online para buscar visibilidad. Ojo, no digo que sea fácil pero desde luego es mejor que quejarse y esperar a que vengan los clientes “buenos” ellos solos.

LGI -¿El freelance es un valiente o un temerario?

LL -Creo que valientes somos todos los que salimos de nuestra zona de confort y nos adentramos en un mundo desconocido para buscar nuestra felicidad. Puede parecer temerario desde el punto de vista de alguien que no tiene espíritu emprendedor, porque nosotros buscamos ganarnos la vida a nuestra manera en este nuevo escenario en el que cada vez es más difícil encontrar una oportunidad/estabilidad por cuenta ajena y no nos conformamos con los estándares establecidos por la sociedad: universidad-puesto fijo-hipoteca-familia…. Al menos yo lo veo así.

LGI -Los que conocemos tus trabajos desde hace tiempo, sabemos que cada vez te vas centrando más en la formación de gente que quiere orientar su profesión hacia el diseño gráfico. Háblanos un poco sobre ello.

LL -Sí, así es. Empecé ofreciendo únicamente servicios de diseño gráfico y web a clientes, pero he reorientado mi modelo de negocio y lo que intento es hablar desde mi experiencia y mis errores para apoyar a otros colegas que hayan pasado o estén pasando por situaciones parecidas y no sepan cómo gestionarlas: cuánto cobrar, cómo crear un presupuesto, procesos de trabajo con clientes, buscar tu nicho, etc. De todas formas, no dejo de lado el diseño y continúo trabajando en proyectos pero de manera más selectiva y disfrutando más de cada uno de ellos.

LGI -Podría decirse, entonces, que el sentido de esa formación es intentar que tus alumnos no cometan los mismos errores que cometiste tú.

LL -Los errores se van a cometer siempre y además creo que son buenos y necesarios porque ayudan a mejorar y a darte cuenta tú mismo de las cosas que no están funcionando bien. No pretendo dar normas universales, todo va a depender mucho de la experiencia de cada uno. Pero creo que muchas veces se aprende de los errores de otros porque nos ayuda a desatascarnos si vemos que estamos en una situación parecida.

LGI -¿Cuál es el perfil de las personas que se forman contigo?

LL -Por un lado ofrezco formación presencial de diseño para empresas que necesitan conocer diferentes programas desde un nivel principiante. Y por otro me dirijo a diseñadores freelance que están empezando o que llevan algún tiempo como autónomos pero no les están funcionando las cosas como pensaban y necesitan reorientar su estrategia o definirla de cero.

LGI -Alguna vez hemos leído en tu web que es un error de principiantes intentar ofrecer precios bajos, lo que no sólo perjudica a este mercado en general, sino que ellos mismos terminan fracasando.

LL -Sí, y yo soy la primera que empecé con precios bajos y encima sin saberlo. La cuestión es que si compites por precio vas a perder dinero y te vas a posicionar como un diseñador low cost, después será muy difícil quitarse la etiqueta y poner unos precios adecuados. El problema es que si eres un diseñador generalista tus precios no podrán superar cierto rango porque tendrás una competencia enorme. La clave está en especializarse en un área y/o nicho para poder poner unos precios que realmente te compensen.

LGI -Cuántas veces te habrán dicho: “eso es muy caro, ya me lo hace un sobrino mío que sabe de ordenadores”

LL -Pues unas cuantas, la verdad... jajaja. Pero eso es porque yo no tenía bien definido mi cliente ideal ni una estrategia para captarlo y poder “huir” de ese otro tipo de clientes.

LGI- ¿Cuesta encontrar un cliente que valore el trabajo de un diseñador debidamente, que se dé cuenta de la cantidad de esfuerzo (y formación) que supone, por ejemplo, la creación de un logo?

LL -Todo va a depender de cómo te posiciones, pero si no sigues ningún tipo de estrategia y te dejas llevar por lo que va saliendo entonces te encontrarás con muchos clientes de esa clase. Y también es cierto que aún teniendo experiencia también te puedes topar con ese perfil de clientes, pero seguramente de manera más puntual. Si adquieres visibilidad como experto en la creación de logotipos (por seguir con el ejemplo), entonces el valor de tu trabajo tendrá cada vez más fuerza para los clientes que soliciten tus servicios. Es cuestión de saber atraer al público adecuado y de identificar proyectos/clientes que te van a traer más problemas que otra cosa.

LGI- Sin embargo, hay países en los que el diseño se cuida especialmente, donde los diseñadores están muy bien considerados. Se me ocurre, por ejemplo, Holanda. En este sentido, ¿qué países crees que están mucho más avanzados que nosotros, no ya en lo que respecta a la calidad del diseño, sino en remuneraciones, condiciones de trabajo, respeto al criterio del profesional…?

LL -La verdad es que no tengo datos concretos, pero sé que en EEUU en general y en Sillicon Valley en particular los sueldos y reconocimiento del trabajo de los diseñadores son muy superiores a los que estamos acostumbrados.

LGI -¿Cuál es el consejo que más veces has dado a lo largo de tu vida y no te cansas de repetir?

LL -Creo que lo importante es conocer el valor de nuestro tiempo para empezar a valorar nuestro trabajo por lo menos desde esa perspectiva inicialmente y poder tener un negocio rentable. Después de esos cálculos mínimos, la idea es centrarse en el valor entregado al cliente y no tanto en lo que nos cuesta a nosotros hacer el trabajo, ésa es la parte difícil.

LGI- Ahora, mirando hacia el pasado, ¿qué error no volverías a cometer bajo ningún concepto? ¿Podrías contarnos alguna anécdota?

LL -Todos los errores que he cometido son los que me han hecho avanzar y estar donde estoy. Pero yo diría que uno de los que más dolores de cabeza me ha dado desde que empecé fue dejarme llevar por la corriente y por el trabajo que iba saliendo, no saber decir que no a ciertos clientes y/o proyectos nada rentables para poder tener ingresos/cubrir gastos a final de mes. Cometí el error de centrarme únicamente en el día a día en lugar de planificar una estrategia a largo plazo bien definida, desarrollar mejor mis servicios (que inicialmente eran súper generalistas) y definir a quién me dirigía. Lo de decir que no a algunos proyectos me ha costado mucho, pero creo que es necesario hacerlo en algunos casos para no desviarse del camino hacia tus metas profesionales y así poder involucrarte en proyectos donde de verdad aportas valor y te comprometes a la vez que son rentables. Una anécdota: una vez me llamó un chico con signos de embriaguez para ver si podía hacer un cartel con un fotomontaje de su ex para empapelar Bilbao y que se enterara todo el mundo de lo “libertina” (por decirlo de una manera suave) que era. Por supuesto, le dije que no y fue una situación surrealilsta y desagradable, pero ahí ya estaban apareciendo los signos de que mi estrategia online con mi web no era la adecuada.

LGI- Sueles estar metida en un millón de cosas, eres muy activa en las redes, tienes un blog muy interesante, diseñas, das formación… ¿y cuántas cosas más?

LL -También voy a lanzar un curso online para diseñadores freelance de cara a fin de año y tengo un proyecto en común con la agencia Fantory llamado Walaly donde ayudamos a blogueras a través de nuestro blog a mejorar a nivel de marketing y diseño sus blogs especialidados en manualidades.

Aparte de todo eso intento buscar tiempo para hacer algo de deporte (ahora mismo he empezado a hacer Artes Marciales para defensa personal), ver series de TV americanas, hacer manualidades y pasar tiempo con mi gente.

LGI -¿Cómo te ves de aquí a diez años?

LL -Pues espero que viviendo en una casa modesta con jardín donde meter animalitos, una huerta y hacer barbacoas jaja, pero sobretodo disfrutando de mi profesión sin “estreses” y aportando mi granito de arena como hasta ahora.

LGI -Laura, muchas gracias por tu tiempo, ha sido un placer charlar contigo. Te deseamos todos los éxitos del mundo.

LL -¡Muchas gracias a ti por interesarte en mi proyecto!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Deja un comentario RSS
8 comentarios
Ana 26 de agosto de 2015 at 21:08 Reply
Muy interesante la entrevista. Me encanta que haya gente con fuerza para no aceptar las cosas como vienen y labrarse su propio futuro (y presente).
Saludos.
Ana Montes.
Laura 28 de agosto de 2015 at 10:30 Reply
Gracias Ana, soy de las que piensa que el destino está en nuestras manos y no preescrito como muchos creen. Todos tenemos el control de nuestra vida y de nuestro futuro, es cuestión de empezar a coger el mando y no conformarse. ¡Un abrazo!
Aaron 27 de agosto de 2015 at 8:27 Reply
Hola Laura, te expresas con tanta claridad y seguridad que voy directo a tu web ahora mismo. Coincido con todo lo que dices. Esta profesión ha ido a peor en los ultimos años. Llevo 10 trabajando como freelance y la crisis a hecho que mucha gente se meta a pseudodiseñador con la consiguiente bajada de precios que ahora a ver quien los recupera.
Gracias por contarnos tus cosas.
Laura 28 de agosto de 2015 at 10:39 Reply
Hola Aaron
También es cierto que hace unos años los precios de las webs (por ejemplo) estaban disparadísimos porque se requería de personas muy cualificadas y no había tanta gente preparada y ahora hay mucha demanda de webs pero también mucha gente que controla Wordpress y el precio medio ha bajado un montón. Quizás es hora de empezar a diferenciarse de todos los nuevos diseñadores web en wordpress con servicios más concretos, especializados y premium. No sé, creo que tenemos que ir adaptándonos a los tiempos que corren donde cada vez son más las personas que cogen wordpress o canva y se hacen sus propios diseños y que no valoran tanto el papel del diseñador profesional y buscar otro tipo de público. Bueno, hablo un poco de un ejemplo así concreto pero vamos, que creo que nos debemos adaptar y encontrar la manera de diferenciarnos de estos que llamas pseudodiseñadores.
¡Un abrazo y bienvenido a mi blog que espero que te haya gustado!
Carmen Diego 27 de agosto de 2015 at 8:51 Reply
Completamente de acuerdo contigo Laura. Hoy que ser valientes y hacer lo que verdaderamente quieres y te gusta.
Saludos.
Laura 28 de agosto de 2015 at 10:40 Reply
Si no salimos de nuestra zona de confort no podemos vivir la vida que queremos. ¡No podemos conformarnos porque vida solo hay una!
J. Andrés 27 de agosto de 2015 at 18:31 Reply
Esta chica sabe lo que se dice. Gracias por una entrevista tan ilustrativa.
Laura 28 de agosto de 2015 at 10:49 Reply
Gracias J. Andrés. La verdad es que en los útlimos años he aprendido mucho sobre el mundo freelance pero me queda aún mucho por aprender y mejorar! Un abrazo