Nos tomamos un merecido descanso. Todos los pedidos realizados hasta el 28 de junio (incluido) se tramitarán con total normalidad

927 42 27 96 Correo

Imprenta online experta en impresión digital y offset.

¿Se han convertido las imprentas en herramienta de vanguardia del márketing? RSS

La Gran Imprenta Online, 25 de mayo de 2018 - Visto 4608 veces Deja un comentario Ir a los comentarios

Aquellos que sean especialistas en márketing saben que hay tres importantes cuestiones a tener en cuenta en cualquier campaña que aspire a ser efectiva:

  1. Sencillez.
  2. Ser capaz de “tocar el lado humano”.
  3. Generar confianza.

Dicho así, con esta sencilla enumeración, pareciese que cualquiera fuera capaz de poner en marcha una rentable campaña en cuestión de horas. Pero cada uno de estos factores es un complejo entramado y hay que saber tocar las teclas exactas del piano.

Crear una buena campaña publicitaria que suponga no sólo un retorno de la inversión, sino una consolidación de marca o unos beneficios económicos, es casi un milagro que muy pocos saben hacerlo realmente bien.

Después de tantos estímulos digitales, tras una época en la que parecía que todo pasaba por bombardearnos con contenidos digitales y campañas cuya base era por entero Internet como medio de transmisión indiscutible, parece que el márketing que sale de una imprenta vuelve a recuperar el valor que siempre tuvo y, como consecuencia, están surgiendo nuevas tendencias muy interesantes para volver a lo que se puede no sólo ver, sino tener en las manos, tocar y hasta oler.

Imprenta como elemento de marketing.

En todo este huracán de la era de la comunicación, ser capaz de sostener algo tangible genera un tipo de conexiones profundas entre los consumidores y construye credibilidad con sus clientes potenciales. Además, los estudios sugieren que los consumidores confían más en la impresión que en cualquier otro medio. Es demoledor el dato de algunos estudios que están empezando a arrojar conclusiones que podrían sonar sorprendentes: la publicidad que sale de una imprenta es más confiable que la digital, tal vez debido a una excesiva saturación de anuncios cada vez que alguien navega por Internet. Claramente, la impresión tiene una autenticidad que a menudo no se puede lograr digitalmente.

En estos momentos, es posible afirmar que imprimir campañas de marketing impreso está experimentado un renacimiento. En 2017, se gastaron más de 15.000 millones de dólares en la impresión de flyers sólo en Estados Unidos. Con el terreno en parte abonado, ahora es cuestión de las imprentas online conciliar estas dos columnas: aprovechar las ventajas que ofrece la facilidad de compra a través de Internet y adaptarse a los nuevos tiempos ofreciendo productos innovadores. Y de esto precisamente es de lo que vamos a tratar en este artículo: ¿hacia dónde se dirige el márketing impreso?, ¿qué caminos hemos de tomar las imprentas?, ¿de qué forma hemos de innovar y evolucionar para satisfacer a un nuevo mercado? ¿Se están situando las imprentas online a la vanguardia del márketing?

Abordémoslo punto por punto.

Lo sencillo

Los contenidos digitales (o las campañas publicitarias digitales) se han convertido en una especie de lluvia que no cesa, entrar en la Red es saber con seguridad que nos van a disparar por todos lados y, al final, uno se acostumbra a ello y el cerebro opta por obviar todos esos estímulos. Sencillamente, deja de verlos porque se han vuelto repetitivos, inestables y complejos.

No son pocos los que quieren regresar a lo sencillo y honesto y dejarse de ventanas que abren sub-ventanas que a su vez genera otra sub-ventana por debajo con una música insoportable para rematar la faena. En este sentido, la apuesta es el minimalismo que, bajo nuestro punto de vista, es el camino a seguir: la prevalencia de una imagen con un propósito elegante y claro, con textos directos y cortos, con espacios blancos que hagan que el mensaje respire y no nos agobie e invada. Y en esto tienen mucho que decir no sólo las imprentas, sino también los diseñadores y los directores creativos.

Impresión dirigida a personas

Seríamos unos necios si negásemos que Internet ha llegado para quedarse y que cada vez tendrá más importancia en el mundo que nos ha tocado vivir. No digamos ya para las próximas generaciones. En lo que sí insistimos es en que si la publicidad tiene un importante factor de diferenciación con la competencia, las imprentas vamos a representar a partir de ahora una alternativa muy interesante para conseguirlo. Y aún se puede ir un paso más allá.

Imprimir de una manera personalizada (dirigida al individuo y no a la masa, a la persona y no al big data) puede llegar al consumidor de forma individual y establecer una relación interesante. Técnicas como la impresión de carteles personalizados, flyers y correo postal directo le darán a tus campañas salidas de las máquinas de la imprenta una ventaja.

Rizando el rizo, ¿por qué no segmentar el público al que queremos llegar con una nueva página web e informarle de que ese medio digital existe a través de un elegante y distintivo folleto? Suena un poco raro, ¿no? Pues he ahí la diferencia.

Aclarando un poco más este concepto, la impresión no debe ser vista como el enemigo del marketing digital ni viceversa, sino como dos estrategias que pueden funcionar conjuntamente con excelentes resultados. Una interesante sinergia: el beneficio que supone la suma de lo que ofrece una imprenta y el universo digital. Las nuevas tendencias del marketing de impresión tienen esto en cuenta.

Pensemos, por ejemplo, en los códigos QR impresos en un cartel, simplemente con leerlo con un dispositivo móvil nos conducirá a una web donde nos amplían debidamente la información. En un momento tienes en tus manos un sencillo folleto y al minuto siguiente estás metido de lleno en un mundo virtual. Traer clientes potenciales a tus canales digitales también te permitirá aprovechar las herramientas de los social media y otras clases de software digital para captar clientes potenciales y aumentar el tan deseado retorno de la inversión. Y esto es, actualmente, lo último en experiencia de marketing.

Marketing de imprenta dirigido a empresas y negocios.

Adaptación en cuanto al tratamiento del color

Sería exagerado decir que el color lo es todo, pero no lo es afirmar que juega un papel determinante en el diseño gráfico. Una elección equivocada puede (suele) destrozar por completo un diseño.

La empresa Pantone, que de esto sabe un rato largo, anunció a principios de este año 2018 tendencias en impresión en paletas de colores iridiscentes y un alejamiento de los tonos pastel hacia colores más brillantes y mucho más atrevidos. Según la opinión de esta reputada empresa, los colores intensos parecen ser una aplicación natural de nuestros estilos de vida y procesos de pensamiento acelerados en esta época que nos ha tocado vivir.

En este sentido, el material impreso cuenta con técnicas que Internet (al menos de momento) no puede utilizar. Veamos algunas.

Prueba de corlor en una impresión digital.

Impresión con stamping

¿Quieres que tu publicidad impresa sea llamativa a más no poder?, pues haz que brille… y hablamos literalmente. El stamping es una técnica de post-impresión que sorprendentemente no se utiliza con tanta frecuencia como cabría esperar. Consiste en aplicar una fina capa metálica en aquellas zonas del papel que queramos darle un efecto metálico que difícilmente pasará desapercibido.

En La Gran Imprenta Online ofrecemos dos tipos de stamping: el efecto oro y el plata. Es un tipo de finalizado elegante que siempre sorprende y que suele mejorar las expectativas de los clientes que nos lo encargan, si es que antes no han tenido en sus manos algo elaborado con esta técnica.

El stamping, técnicamente hablando, aporta mejores resultados sobre diseños sencillos con líneas de cierto grosor, además, tiene la ventaja añadida de que es muy duradero.

Impresion digital, tecnica stamping.

El sentido del tacto

Diversos estudios han venido a demostrar desde hace tiempo que lo táctil es, de entre todos los sentidos, el que tiene el mayor impacto en el cerebro humano. Cuando sostenemos algo con nuestras manos, llega al nivel más profundo del cerebro.  Al aprovechar la sensación háptica, los medios impresos crean una conciencia de marca duradera y consistente.

Si, además, añadimos a la impresión de un folleto detalles como que ciertas zonas tengan relieve (también denominado gofrado en Artes Gráficas) o barniz 3D, estaremos aportando una textura que marcará inconscientemente a la persona que lo toque y lo sienta. ¿Puede Internet aportar esta serie de sensaciones? La respuesta es no.

Imprimir flyers con relieve

Barniz selectivo

Si le hablamos a alguien ajeno al entorno de las imprentas de “barniz reserva”, lo más probable es que piense que se trate de un barniz que ha envejecido en barricas de roble americano. Y no. Nada que ver.

En realidad es otra maravillosa técnica de post-impresión que, como las anteriores destaca una parte de lo impreso, de ahí lo de “reserva” o “selectivo”. Es un barniz que posee un muy alto brillo y que se aplica tras la impresión en las partes en las que el diseñador haya decidido, resaltando, de esta manera, las zonas que más quiera destacar, ya sea desde el punto de vista del mensaje o como una cuestión estética que añade valor al conjunto del diseño. Aporta brillo y también profundidad a una imagen, forma o tipografía.

 

El presente y el futuro de las imprentas

Después de unos años de retrocesos espectaculares que vaticinaban la casi desaparición del sector de las Artes Gráficas, la industria de la impresión no ha hecho más que crecer en 2017 y lo mismo está sucediendo en lo que llevamos de 2018. Alguien podría argumentar que es sencillo que esto ocurra, porque los niveles eran tan bajos que ir a mejor es cosa sencilla. Sin embargo, este crecimiento, desde nuestro punto de vista y desde el de otros profesionales y estudiosos del mundo de la impresión, publicidad y comunicación, se debe a una saturación de lo que nos llega desde los medios digitales y una vuelta a lo tradicional. Parece ser que de repente las imprentas hemos pasado a ser vanguardia. ¿Quién lo hubiera dicho en 2014?

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Deja un comentario RSS
Sin comentarios