Nos tomamos un merecido descanso. Todos los pedidos realizados hasta el 28 de junio (incluido) se tramitarán con total normalidad

927 42 27 96 Correo

Imprenta online experta en impresión digital y offset.

Impresión con acabado de barniz selectivo, qué es y cómo utilizarlo RSS

© La Gran Imprenta Online, 18 de junio de 2015 - Visto 15812 veces Deja un comentario Ir a los comentarios

En determinados productos de impresión como tarjetas de visita, invitaciones de boda (tarjetones), carpetas… uno de los acabados que ofrecemos es el barniz selectivo. Se trata de una capa transparente muy brillante que hace que las zonas que hayan sido impregnadas con él destaquen sobre el resto de la impresión.

Es selectivo porque sólo se aplica en aquellas áreas que estén marcadas en el diseño. Es decir, no se barniza todo lo impreso, sino únicamente lo que el diseñador decida. Su forma y colocación son libres, con algunas restricciones de las que hablaremos más adelante.

Si bien es cierto que existen barnices con color (utilizados, por ejemplo, en cerámica), insistimos en que el usado en todos los casos carece de coloración y que su única finalidad es dar un brillo muy intenso allá donde se desee. Si, pongamos por caso, el barnizado cubre una fotografía, ésta se verá con mucho más brillo que el resto, pero en ningún caso el barniz ocultará ni variará su color. Lo mismo podemos decir si se aplica sobre texto o sobre otro cualquier elemento del diseño.

Esto es precisamente lo más interesante de esta técnica, que es selectiva, con lo que podemos establecer dónde se barnizará y dónde no, obteniendo un resultado muy llamativo y elegante.

Cómo marcar las zonas que llevarán barniz

Decíamos líneas arriba que tanto la colocación como la forma de la reserva son libres. Esas áreas tienen que marcarse para que nosotros sepamos exactamente donde tenemos que barnizar. Y estas indicaciones tienen que ser sumamente precisas.

No es en absoluto complicado ni tan siquiera laborioso, simplemente hay que seguir al pie de la letra las instrucciones que a continuación vamos a detallar. Vamos a utilizar un ejemplo práctico para ello.

Queremos imprimir unas tarjetas de visita que llevarán la reserva de barniz en varias zonas. Lo primero, como es lógico, es el diseño de la tarjeta. Aunque seguramente ya es sabido, no está de más recordar que hay que utilizar el modo de color CMYK, una resolución de 300 píxeles por pulgada y añadir a la medida final de la tarjeta 2 mm de sangre en concepto del sangrado, esto nos asegurará que, si nuestra tarjeta lleva un fondo de color, al cortar con la guillotina no quedarán espacios blancos en ninguno de sus 4 lados.

El tamaño final de la tarjeta es de 8,5 x 5,4 cm, con lo que crearemos un documento con 2 mm más por cada lado, es decir: 8,9 x 5,8 cm

Tarjetas de visita con barniz selectivo

Una vez terminado el diseño es el momento de marcar las partes con barniz. Para ello crearemos un segundo archivo en el que sólo aparezcan las zonas que se barnizarán. Y ahora viene lo más importante: esas áreas tienen que ir en este archivo en 100% negro sin trama. No es que, como decíamos antes, el barniz sea negro, sino que es la manera de indicar lo que el barniz (transparente y brillante) ha de bañar.

Lo óptimo es que ese archivo sea vectorial, pero si lo haces en algún programa del tipo Photoshop, asegúrate que la resolución de ese documento es como mínimo de 300 ppp.

Piensa que el proceso que nosotros seguimos es el siguiente:

Primero imprimimos la tarjeta y después le aplicamos mediante serigrafía la reserva. De manera que tiene que coincidir exactamente uno y otro archivo, con lo que lo recomendable es marcar las zonas negras sobre el archivo en cuatricromía y eliminar el resto de las imágenes y textos, así nos aseguraremos de que no hay variaciones que redunden en un mal acabado.

En el caso del ejemplo, este segundo archivo de marcado de barniz quedaría así:

Ejemplo de marcado de barniz en una tarjeta de visita

Estas zonas negras y sólo estas zonas negras serán barnizadas.

En resumen, en la imprenta necesitamos que nos envíes 2 archivos:

-Uno con el diseño para imprimir

-Otro para el barniz selectivo.

Restricciones y consejos técnicos

-Para líneas, el ancho mínimo del filete ha de ser de 0,5 pt. Si es un poquito más grueso, mejor.

-Tipografía: Si queremos conseguir un acabado óptimo te recomendamos para fuentes con serifa un tamaño mínimo de 11 pt y para las de palo seco de 10 pt.

-La tolerancia de precisión del barniz es de +/- 0,2 mm.

-Genera 2 PDFs de alta calidad, uno por documento. Esos son los archivos que nos tendrás que enviar al hacer el pedido.

-No te olvides de las marcas de corte. Recuerda que desde estas marcas hasta el final del diseño debe haber 2 mm.

-Descárgate la plantilla de diseño del producto que vayas a imprimir. Tanto para tarjetas, postales, carpetas… tienes disponible una maqueta en la que están establecidos el sangrado (2 mm), la zona de tranquilidad (3 mm) y el formato final. Cada descarga va acompañada de un pdf en el que se explican las instrucciones de uso. Es importante que las leas, no te va a llevar más de un minuto y vas a saber a qué corresponde cada código de color. Lo hemos preparado para que sea lo más sencillo posible.

Productos con reserva de barniz UVI

Puedes acceder a todos los productos de impresión en los que se puede aplicar este acabado desde aquí.

Cuenta siempre con nuestra ayuda

Si te surge cualquier duda, ponte en contacto con nosotros y haremos todo lo que esté en nuestras manos para ayudarte. Puedes hacerlo utilizando el chat en línea, el teléfono de atención al cliente de nuestra imprenta online (927 42 27 96) o, si lo prefieres, a través de este correo electrónico.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Deja un comentario RSS
1 comentarios
Emiliano Aguilar 4 de diciembre de 2017 at 20:47 Reply
Soy un diseñador gráfico y me gustaría que fueran mis proveedores de impresión