927 42 27 96 Correo

Imprenta online experta en impresión digital y offset.

Con imaginación podemos, claro que sí RSS

© La Gran Imprenta, 24 de enero de 2013 - Visto 1444 veces Deja un comentario Ir a los comentarios

Me ha dado tan buen rollo este video que no he podido hacer otra cosa que compartirlo con todos vosotros. Una empresa de carros de la compra a la que la crisis no la ha amilanado y han buscado salidas creativas. Se merecen un diez. O un once. Como yo me voy a explicar peor que ellos, reproduzco textualmente la descripción que hacen de su video:

"Queríamos demostrar al mundo que este país es capaz de exportar mucho más que malas noticias económicas y políticas. Y lo hicimos de la mano de nuestros mejores embajadores en Europa: los españoles que han tenido que salir de España por culpa de la crisis. Les mandamos un carro Made in Spain lleno de productos españoles y les pedimos que invitaran a cenar a gente de todos los países para que probaran cómo hacemos las cosas aquí. Y que lo grabaran. Y éste es el resultado.

Queremos dar las gracias a todos los que han colaborado en este proyecto, especialmente a Chus (París), Eli (Londres) Carles (Berlín) y Patricia & Benito (Amsterdam).

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Deja un comentario RSS
4 comentarios
Roxi 24 de enero de 2013 at 12:33 Reply
Extraordinario. La imaginación mueve el mundo.
Pedro Santos 24 de enero de 2013 at 12:44 Reply
Este es un ejemplo que muchas empresas deberían seguir.
Sergio 24 de enero de 2013 at 12:48 Reply
De parte de toda la familia Garmol, muchísimas gracias por vuestro post y por los comentarios que nos habéis mandado. Ni os imagináis lo bien que nos sentimos sabiendo que estamos haciendo algo por alegrar el ratito a la gente. Nos da mucha fuerza para volver a salir ahí fuera a demostrar lo que vale la gente de este país. ¡¡Abrazo!!
Miriam Scollo 24 de enero de 2013 at 14:18 Reply
Excelente ejemplo de lo bien que se pueden hacer las cosas con ideas sencillas. Nos gustan las historias y más si tienen final feliz. Muy bien hecho Familia Garmol, eso es mirar el vaso medio lleno.