Nos tomamos un merecido descanso. Todos los pedidos realizados hasta el 28 de junio (incluido) se tramitarán con total normalidad

927 42 27 96 Correo

Imprenta online experta en impresión digital y offset.

Cómo hacer tus pegatinas online RSS

© La Gran Imprenta Online, 23 de diciembre de 2014 - Visto 25874 veces Deja un comentario Ir a los comentarios

Como son muchos los clientes que nos preguntan cuáles son exactamente los pasos que tienen que seguir para diseñar sus pegatinas y dejarlas listas para impresión, vamos a explicarlo a partir de un supuesto práctico con el que esperamos que se resuelvan las dudas.

Para ello imaginemos que una floristería quiere imprimir unas pegatinas en unas medidas de 14,8 x 14,8 cm, y que el resultado final sería el de la siguiente imagen.

Adhesivos con su aspecto final.Observemos la pegatina. Está compuesta por una imagen y un texto. La imagen llega hasta el borde (y lo sobrepasa), si nos fijamos en la parte izquierda, vemos que entre los pétalos y el final del adhesivo no hay márgenes blancos, sino que la imagen invade el lateral izquierdo. Esto se consigue mediante el sangrado, de lo que hablaremos más adelante.

Cómo conseguir imágenes

No todo lo que está en Internet es gratuito. Y esto es especialmente importante a la hora de seleccionar una imagen. Existen bancos de imágenes en los que por un módico precio podemos conseguir fotografías, ilustraciones, vectores… a un precio más que razonable. También los hay dónde, de una manera completamente legal, podemos descargar fotos de buena calidad.

En cuanto a los de pago, uno de los más conocidos es Fotolia. Tiene buenos precios y sus posibilidades de filtrado harán que más o menos rápidamente encontremos lo que estamos buscando.

Igualmente, podemos sugeriros algún sitio de descargas sin coste, como, por ejemplo pixabay.com o morguefile.com. Si buscáis un poco en Google, encontraréis muchos más.

En cualquier caso, cuando adquiráis de una u otra manera las imágenes que vais a utilizar, deberéis tener en cuenta 2 cosas muy importantes:

1.- Que podáis usarla legalmente

2.- Que tenga resolución suficiente para vuestro diseño.

¿Y cuál es la resolución suficiente?

Si tuviéramos que buscar una definición para responder a esta cuestión, bien podría ser la siguiente: 300 píxeles por pulgadas al tamaño al que se vaya a imprimir el documento. En este supuesto del que hablamos lo adecuado sería 300 ppp a 15,2 x 15,2 cm.

El sangrado o sangre en el diseño de pegatinas

Es posible que te estés preguntando por qué si el tamaño de las pegatinas es de 14, 8 x 14,8 centímetros, hablemos de unas medidas un poquito superiores. La clave está lo que en imprenta llamamos “sangre” o “sangrado”. Como decíamos líneas más arriba, los pétalos de la rosa llegan hasta el final de los adhesivos. No hay un margen blanco entre ellos y el lado izquierdo. Para que esto sea así, diseñamos sobre un archivo que es 4 milímetros más ancho y otros tantos más altos que la medida final. Veamos una imagen para ilustrarlo.

Aplicación de la sangre en trabajos para imprentas.

Para que se vea con mayor claridad, hemos dibujado dos cuadrados:

-Color verde: Este sería el tamaño de los adhesivos finalizados, por ese cuadrado pasaría la hoja de la guillotina. Su tamaño exacto es de 14,8 x 14,8 cm

-Color rojo: Equivale al cuadrado verde más un añadido de 2 milímetros en cada uno de sus cuatro lados. De esta manera, estamos garantizado que tras el corte no quedarás márgenes blancos.

¿Cómo establezco el sangrado en los adhesivos?

Todo depende del programa que estés utilizando. Sería poco menos que imposible entrar en detalle de todos y cada uno de ellos, pero vamos a decirte cómo hacerlo en dos de los más utilizados: Photoshop e Illustrator.

Establecer la sangre y otras configuraciones en un nuevo documento en Photoshop

A diferencia de lo que luego veremos en Illustrator, en Photoshop no se puede establecer cuántos milímetros de sangre queremos de sangrado al crear un nuevo documento. Así que hay que hacerlo a mano, que no es otra cosa más que sumar 2 milímetros por lado o, dicho de otra manera, crear un documento 4 mm más alto y 4 milímetros más ancho.

Indicar los milímetros de sangrado en Photoshop.

Fijémonos en que la altura y la anchura las hemos puesto en centímetros (cuidado con esto porque lo más normal es que por defecto esté en píxeles) y que hemos tenido en cuenta la sangre (15,2 x 15,2 cm).

Además, hay otras cosas interesantes en esta ventana de nuevo documento. Éste es el lugar en el que tenemos que introducir cuál es la resolución del archivo (300ppp), el modo de color (CMYK) y el perfil de color con el que vamos a trabajar (los FOGRA 27 o 39 son indicados para impresión).

Configuraciones en Adobe Illustrator

Se trata de un editor de imágenes vectoriales muy utilizado en diseño gráfico y en todo tipo de trabajos que tienen como fin una imprenta digital u offset. Es un extraordinario software y aunque su conocimiento en profundidad es asunto complicado, lo cierto es que es un entorno muy intuitivo y no cuesta demasiado trabajo saber lo imprescindible para poder crear nuestras pegatinas.

Como apuntábamos antes, aquí sí se establece el sangrado cuando creamos un archivo nuevo. Veamos una imagen.

Cómo indicar la zona de sangre en Adobe Illustrator.

En las medidas del documento de diseño hemos de poner el tamaño final. Como apreciamos en la ilustración, hay 4 casillas para que introduzcamos cuánta sangre queremos en cada lado (2mm en el superior y otros tantos en el inferior, izquierdo y derecho).

Al igual que sucedía en Photoshop, establecemos en modo de color CMYK y una resolución de 300 ppp. Hacemos clic en OK y se nos abrirá el documento con las especificaciones que hemos introducido, de tal manera que nos aparecería lo siguiente:

Imagen en la que se aprecia la zona de sangre en Illustrator.

Vemos que Illustrator sí diferencia visualmente entre el tamaño final de las pegatinas y el sangrado, que marca con un cuadrado rojo. Es hasta este perímetro rojo donde tenemos que llevar las imágenes, siempre que queramos que vayan cortadas a sangre.

Pero aún nos restaría una cosa más para concluir con la configuración. Ya le indicamos que el modo de color para nuestro trabajo era CMYK, pero aún no le hemos dicho en qué perfil de color queremos diseñar. Para ello, vamos a Edición / Asignar perfil.

Elegir un perfil de color en Illustrator.

Con esto estaría todo preparado para empezar a crear las pegatinas personalizadas con tu diseño.

La zona de tranquilidad

Más que una exigencia es una recomendación: No pongas texto ni nada que consideres importante a menos de 4 ó 5 mm del borde, a no ser que vaya a sangre. Esta área, denominada zona de tranquilidad o de seguridad, conviene dejarla en blanco. De esta manera evitarás que tus pegatinas tengan un aspecto farragoso y todo se verá con más claridad y tendrás la completa seguridad (de ahí su nombre) de que no será cortado, aunque es realmente difícil un desvío tan grande en una guillotina.

Rasteriza los textos

Rasterizar o convertir los textos a curvas consiste en cambiar su propiedad de fuente tipográfica para que pasen a ser una imagen. Es algo que tiene mayor importancia de lo que pudiese parecer.

Existe tal número de tipografías diferentes que es imposible tenerlas todas, y puede que las que tú hayas utilizado en la creación de tus pegatinas no la tengamos en los ordenadores donde llevamos a cabo las tareas de pre impresión. Sin embargo, si las has rasterizado las letras ya son imágenes y nuestro software las interpretará como tal, de manera que el problema desaparece.

Cómo convertir las fuentes en imágenes

Cómo hemos hecho hasta el momento, veamos cuál es el procedimiento a seguir en los dos software de los que nos estamos ocupando.

Photoshop: Cuando escribimos un texto, por defecto el programa crea una nueva capa para él. Rasterizarlas es tan sencillo como situar el cursor sobre esa capa hacer clic en el botón derecho del ratón y pulsar sobre “Rasterizar texto”.

Proceso para el rasterizado de textos en Photoshop.

Illustrator: La manera de hacerlo es diferente pero igual de sencilla. Simplemente hemos de seleccionar la fuente pinchando sobre ella, pulsar el botón derecho del ratón y marcar en “crear contornos”. Listo.

Forma de convertir la tipografía a curvas en Illustrator

Utiliza nuestras plantillas

Aún siendo válidas todas estas indicaciones que te hemos dado para configurar los archivos antes de comenzar el diseño de los adhesivos, recuerda que puedes descargarte la plantilla de la medida que necesites. La vas a encontrar en la ficha del tamaño que quieras imprimir.

El archivo es un zip que al descomprimirlo presentará tres archivos:

1.- Un EPS. Compatible con todos los programas vectoriales como Illustrator o Corel.

2.- Un PSD. Es un archivo para Adobe Photoshop.

3.- Un PDF. En él se detallan las instrucciones de uso de las plantillas. Es muy importante que lo leas antes de comenzar.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Deja un comentario RSS
1 comentarios
Belén 23 de diciembre de 2014 at 16:33 Reply
Buen tutorial. Muchas gracias!!